VCN NOTICIAS

La herencia de Barbosa es hasta el momento mayor a los 25 mil mdp: «HoyoFinanciero».

María Teresa Castro Corro dejo un socavón financiero que ascendería a mas 25,00 millones de pesos en su paso por la Secretaría de Planeación y Finanzas solo entre 2019 y 2021. Dejando un inmenso daño patrimonial que impacta los recursos del estado en los próximos años.

Durante la gestión de Miguel Barbosa, específicamente del 2019 al 2021, al llevarse a cabo la revisión las cuentas públicas siendo los estados financieros de actividades consolidadas ya aprobados por el Congreso del Estado de Puebla y validadas por la Autoridad Superior del Estado.

La Secretaría de Planeación y Finanzas no ha comprobado hasta el momento un monto de 10,500 millones de pesos correspondientes a los procesos de fiscalización de los recursos federales que realiza la Auditoría Superior de la Federación en los años 2012 al 2021.

De igual forma falta la comprobación de 412 millones de pesos en el año 2020.

Ya que también falta la solventación de 682 millones de pesos de servicios personales, gasto corriente, sueldos y salarios, que se financiaron con participaciones federales en el 2021, que se encuentran en proceso a cargo de la propia Secretaría de Planeación y Finanzas a pesar de ser una ilegalidad sancionada por la Auditoría Superior de la Federación.

Se confirma la falta de capacidad para ejecutar proyectos y programas gubernamentales del barborismo, con la información disponible de la Cuenta Pública, donde se indica que del 2019 al 2021, se registró un ejercicio de recursos por 9853 millones de pesos.

Sin olvidar que recientemente salió a la luz la perdida de fondos de 600 millones de pesos que fueron invertidos en el Banco Asendo, que después de recibir los recursos a los tres meses la institución quebró, donde hasta la fecha, se está a la espera según la ex-secretaria de finanzas de recuperar algo de lo perdido.

Aunque esta transacción no se registró en la cuenta pública del 2021.

Al mismo tiempo se dio a conocer que debido a un juicio ante el SAT desde 2015, que se perdió, pagaron 2700 millones de pesos, sin que hasta ahora haya sanciones.

Por omisiones de Castro Corro en el cálculo del Impuesto Sobre la Renta se generó un crédito fiscal de 722 millones entre 2019 y 2020.

La suma de todas las cantidades arrojan el hoyo financiero por más los 25,000 mdp.

Castro jamás explicó y tampoco respondió a las observaciones de las instancias fiscalizadoras en su última comparecencia en el Congreso, dejando muchas incógnitas en el aire, además de su renuncia como titular de la Secretaría de Planeación y Finanzas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios